Dimitri Lambda

Mapa Estelar Táctico


El gran maestro de terra

Se trata de uno de los 8 maestros que resurgieron de la creación del universo y que por lo tanto es parte del dios ciego en su ultimo deseo de hacer el orden en la galaxia. Su objetivo es dar contacto con los otros 2 maestros del sistema solar para lograr dar finalmente con la revelación de los planetas faltantes y asi abrir la puerta hacia las otras galaxias.

Mayormente se destaca la posibilidad de que los otros maestros se encuentren dentro del sistema solar, de ahí la necesidad de salir de su contención para dar contacto. Si esto sucediera mas alla de una catástrofe generaría un efecto domino de eventos poco fortuitos para la humanidad en la que se destaca principalmente la posibilidad de entablar comunicación con otras especies.

El problema surge en el estado actual de la humanidad y la tierra, y en como a su vez como es un riesgo para si mismo puede resultar en un riesgo mayor para la galaxia al mostrar públicamente la existencia de las anomalias como de otras razas interplanterias. El dios ciego ofrece un buen trasfondo solido para el personaje al desarrollarse conjuntamente con el libro.

Sus principales habilidades se destaca la aparente inmortalidad, telepatía y su gran conocimiento sobre la historia universal del sistema solar como principalmente de la tierra.


Parte I.

Iglesia Atmos de la Preservación de androides y robots.

Todo comenzó el 31 de octubre de 1994. En un antiguo poblado al sur de chile. Su localización no creo que pueda ser encontrada fácilmente en los mapas convencionales. No hablare en detalle de su fundación, pero se remonta a los inicios del siglo XX gracias a una colonia Francesa con fuertes lazos hacia el cristianismo mas autoritario de aquel tiempo.

Era de esperar que el pueblo creciera en torno a la Iglesia principal, a pesar de ser bastante obstinada su precioso estilo barroco cautivaba la vista de las personas, por lo que decidieron crear la plaza central en torno a aquella estructura.

Mi historia comienza ese mismo día, cuando una vez al año, el párroco Sir Atmos Von Klaire ordenaba a su guardia real ir en la búsqueda de niños y hombres para ser llevados al interior de la iglesia ante crímenes que no cometieron. Solo así, eran realmente salvados. La verdad a pesar de estar lejos de esta horrible realidad, era que cada uno de estos hombres y niños eran usados como mano de obra para una oscura realidad que estaba lejos de los ojos del publico.

Cada noche, proveniente de la iglesia, se escuchaban gritos y alaridos que eran opacados por el sonar de las campanas, muchos no volvían jamás, y los pocos que sobrevivían, si bien no volvían a ser los mismos jamás hablaban ninguna palabra de lo que vivieron en su interior.

Yo sufrí el mismo destino, sin embargo, era bueno mintiendo y actuando egoístamente. Si bien era una conducta reprochable me mantuvo con vida mintiendo y alabando un falso dios que jamás existió. De haberlo hecho, ¿habría permitido tales crímenes contra su propia naturaleza, incluso en falazmente en su nombre? La respuesta era clara.

Cada día despierto en aquella lúgubre habitación, las ventanas reforzadas por tablas de madera apenas dejaban pasar los rayos del sol por lo que oscuridad era perpetua, a pesar de eso mis ojos se habían acostumbrado pero la suciedad, el polvo y el desorden a veces me hacia desear que no.

Me pongo de pie tambaleándome y con un dolor de cabeza horrible, eran esos gritos que no me dejaban conciliar el sueño, incluso cuando estaba en total silencio el lugar, las voces y sus gritos clamando por piedad seguían en mi cabeza, abro la puerta lentamente mientras rechina y lo primero que veo es la escalera. Miro hacia la derecha y deslumbro aquel oscuro pasillo que con al menos 5 puertas mas, algunas cerradas desde afuera para impedir que algo salga y otras con pequeños arañazos.

Como de rutina, tiemblo antes de dar el primer paso y voy hacia la izquierda, era obligación que el baño estuviera siempre abierto ya que necesitaban saber donde estaba en todo momento. Me lavo la cara y tomo una pastilla para el dolor de cabeza del mostrador detrás del espejo…lo cierro lentamente y finalmente observo a una mujer de unos 20 años de pelo castaño claro, tez clara y ojos carmesí. Vestía un largo vestido negro con patrones en blanco muy clásico de la época y de la cultura religiosa. Por otro lado, su voz era tan dulce que era capaz de iluminar hasta el mas oscuro de los infiernos…ella me dice

-Finalmente despierto, ¿Cómo estuvo la noche? (mientras sonreía suspicazmente)
-Como siempre…un infierno. ¿Qué necesitan de mi? (respondía mientras exhalaba con abatimiento)
-El párroco te necesita, debes presentarte ahora mismo. Te dejare un momento a solas para que te alistes, cariño. (Respondió mientras cerraba un ojo y se retiraba lentamente del lugar)

Hoy es el día, el próximo seré yo.

3 meses antes.

¡Bienvenidos! Gritaba aquel robusto anciano de barba y pelo canoso mientras extendía sus brazos de lado a lado y miraba a los 15 sujetos con golpes y moretones frente a el, habían algunos amordazados y otros libres pero jadeando. El párroco vestía un atuendo negro como túnica era impotente de la misma forma de que su colgante rojo en forma de átomo con un rayo dorado que lo cruzaba de arriba hacia abajo.

La habitación era oscura y solo había una luz colgante del techo, mientras 2 siluetas a lo lejos aguardaban detrás de el en caso de algo saliera mal. En el centro del lugar, había un patrón en rojo en el piso que simbolizaba el mismo amuleto que llevaba el párroco. Y en los alrededores había mucha maquinaria antigua, chips y piezas de tecnología.

-Habéis sido elegido por dios, por su servicio ante dios y su obligación con santa teresa, bendecido sea su nombre. Ustedes hombres bondadosos sean los corderos que serán guiados hacia la senda de la iluminación y ante el reino de dios. (Mientras sonreía con oscura expresión en su cara)
En este tipo de situaciones, actúas o mueres como el resto

-¡Amen padre mío, solo dios le abrirá la puerta a los que están listo para abrazar su gracia y amor, mil veces se bendiga su nombre y la de sus creaciones. Gracias a su amor, somos capaces de crear y ser lo que nosotros queramos mientras aceptemos su bondad y perdón en el final de los días, amen padre mío, AMEN! (lo decía mientras sonría y mostraba mi falsa cara de felicidad)

El párroco se mostro sorprendido y mientras extendía su mano en mi dirección continuaba con su discurso

-Al fin alguien comprende el verdadero significado de dios y su palabra. Tu comprendes hijo mío las creaciones que nos aguardan a los que han tomado la bondad y el perdón de dios. Tu hijo mío, me acompañaras en esta senda hacia la iluminación. ¿Estas dispuesto a recorrerlo sin importar que vean tus ojos y cuanta duda se siembre en tu razón?

Acepto su mano mientras me pongo de pie y respondo con respeto.
-Cuanto sea necesario para llegar a dios, recorreré el camino y la senda hacia la iluminación, no habrá temor ni duda que se siembre en mi, mientras dios este conmigo.

-Así es, ahora, eres mi discípulo. Procedan con la ceremonia.

Las 2 figuras detrás de el se acercan lentamente mientras distingo un rechinado mecánico con cada paso que dan. Eran dos androides de metal puro, con luces como ojos, me miran levemente y continúan hasta posarse frente a los 15 hombres.

El párroco da un paso atrás y dice con una voz ceremonial

-Hijos míos, elijan su nuevo cuerpo y sigan su camino hacia la iluminación!
Ambos androides asienten con la cabeza y comienzan a darse vueltas mientras observan a los sujetos, en ocasiones se acercaban y revisaban sus ojos, y cuerpos para verificar que estuvieran en "buen estado". A los que se oponían, no dudaban en quebrarle las manos o brazos para continuar con su objetivo. Una vez completado esto, se posicionaron detrás de estos y aguardaron en silencio.

-¡Ya habéis decidido su nuevo ser, ahora resurjan y renazcan como Jesús en el tercer día, vuelvan a la vida como los hombres que algunas vez fueron, pero ahora perfectos, sanos e iluminados!

Los androides, introducen sus manos en la nuca de cada hombre y comienzan a rasgar lentamente su piel, bajando lentamente por la columna mientras el sujeto se oponía ante aquella dolorosa situación, los gritos aumentaban hasta llegar a la sección del coxis, y forjeteaban por zafarse del dolor. Finalmente cuando comenzaban a luchar mucho mas, introducían dos dedos en la sección de la espina dorsal y con un chasquido se escuchaba como quebraban las vertebras de su columna.

Lentamente continuaban desde el coxis hasta las piernas, rasgando lentamente la piel sin estropearla. Procuraban sacarla sin crear demasiados cortes. Mientras realizaban aquella rudimentaria ceremonia algunos intentaban escapar y eran los primeros en morir, y eran arrojados sobre el símbolo en medio de la habitación, fue ahí cuando comprendí que aquel color rojo era resultado de la sangre de los sujetos que murieron por aquella morbosa ceremonia.

No podía entender el porque pero continuaron rasgando la piel con delicadeza hasta dejar al descubierto una figura de músculos, nervios y venas con sangre coagulada como resultado de la extirpación de la dermis. Solo había sangre y carne, mientras mi estomago se revolvía y los alaridos retumbaban en mi cabeza. Ambos androides tomaron las pieles recién extirpadas y se pararon erguidamente.

El párroco, volvió a mi lado y me observo levemente hasta proceder con su discurso.
-¡Ahora asciendan!

Dio un golpe con su pie en el piso y el símbolo en el piso se hundió cada vez mas, hasta dejar al descubierto un pozo lleno de sangre, el hedor a sangre hervida instantáneamente se sintió a lo largo de la habitación. Ambos androides arrojaron los cuerpos dentro del pozo y se posaron frente a este y con un rechinar mecánico pronunciaron en completa armonía y coordinación
-Ahora aceptamos tu imagen y semejanza, ahora volvemos a ser hijos de dios, pero perfectos, el metal será superior a la carne pero tu voluntad nos guiara en el camino hacia la iluminación.

El párroco se poso frente al paso de la misma manera y les ordeno entrar mientras recitaba un coro
-Ahora resurgirán como el hijo de dios, volverán a la vida llenos de su gracia y su bondad, reconocerán nuevamente su humanidad y crecerán en su seno hasta el fina de los tiempos.

Ambos androides entraron en el poso junto a las pieles de aquellos difuntos hombres y se hundieron por al menos 5 minutos…se notaba un burbujeo y la sangre moverse bruscamente, finalmente del pozo surgieron 2 hombres completamente desnudos similares a los hombres que anteriormente habían muertos, pero sin ningún tipo de marca ni moretones como era de esperar, lentamente se ponían se rodilla y bajaban su cabeza para finalmente recitar

-Gracias padre, ahora estamos completos. Cumpliremos la misión y la voluntad de dios como nos has pedido. Estamos eternamente agradecidos con usted y dios…


Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License