ElInventor/monasterio
Puntuación: 0+x

Ítem #: SCP-ES-XXX

Clasificación del Objeto: Seguro

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-ES-XXX debe mantener un aspecto de normalidad, de modo que su contención debe ser disimulada para darle la apariencia de un monasterio normal. Cualquier civil que desee ingresar en la orden será previamente interrogado. Si no posee información nueva respecto a SCP-ES-XXX, se le dará un améstico de Clase-A y se permitirá su entrada. Una campaña de desinformación desacreditará los rumores relacionados con SCP-ES-XXX.

Las comunicaciones del edificio con el mundo exterior deben ser cortadas, a excepción de las utilizadas por los operativos de la Fundación. Personal de contención transportará hacia la ubicación todos los medios de subsistencia necesarios, y se llevará los residuos. Si algún miembro de alto rango de la iglesia católica trata de entrar para realizar las funciones de su cargo, será aprehendido para posteriormente tratarlo con amnésticos de Clase-B y hacerle creer que ya ha hecho su trabajo y puede irse.

Descripción: SCP-ES-XXX es una anomalía que ocurre en el interior y las inmediaciones del monasterio benedictino de San █████████, un edificio de arquitectura barroca situado al sur de ████████, España. Dicho monasterio está actualmente habitado por ██ miembros.

Cuando un monje miembro de la orden benedictina un sujeto de fe cristiana católica una persona realiza una función relacionada con el trabajo, y al mismo tiempo no pronuncia ninguna palabra; dicha persona se vuelve invulnerable a efectos adversos relacionados con la tarea que está desempeñando todos los efectos negativos. Este efecto desaparece si el sujeto habla o deja de trabajar.

A estos efectos se les añade también la desaparición pasajera de ciertas limitaciones físicas, permitiendo hacer cosas relacionadas con la tarea que normalmente no se podrían. Un ejemplo a destacar es el del hermano Alfredo █████ ████████, que transportó un total de ██ kilos de madera de roble con una sola mano durante un trabajo de carpintería, y esa noche se introdujo en el interior en un horno de panadero (que estaba a una temperatura de ███º C) para extraer a mano las barras de pan.

Los monjes se han mostrado pacíficos, tolerantes y en cierto modo cooperativos (ver Entrevista 2) hacia el personal de la Fundación. A menos que se solicite hablar con alguno, todos ellos se comportan de manera rutinaria: Se levantan temprano, rezan, comen y trabajan, como cabría esperar de un monasterio común. Ninguno de ellos conoce el origen de SCP-ES-XXX, la explicación que dan es que su dios origina esta anomalía para ayudarles por ser hombres consagrados al servicio divino.

SCP-ES-XXX atrajo la atención de la Fundación al detectar un documental publicado acerca de unos "monjes milagrosos que realizaban tareas extraordinarias con el poder de la fe". Se enviaron unos pocos agentes bajo el pretexto de ser turistas de un viaje organizado por el Sindicato de Caminantes Peregrinos, una empresa pantalla de la Fundación. Tras confirmarse las propiedades, se procedió inmediatamente a tomar las medidas oportunas para su contención.

Registro de Entrevista XXX-1:

Entrevistado/a: Hermano Ignacio █████ ████████

Entrevistador/a: Agente ████████

Introducción:

<Comienzo de la Entrevista>

Agente ████████: Buenos días, hermano █████.
Hermano Ignacio: La paz sea con usted, agente.
Agente ████████: ¿Sabría usted decirnos cómo descubrieron esta anomalía?
Hermano Ignacio: Entiendo que lo que ocurre aquí le parezca anómalo, agente. Pero a nosotros no nos parece raro. Los medios del señor para lograr sus objetivos son siempre un misterio, pero ningún milagro es extraño cuando el altísimo es el artífice. Las cosas que ocurren en el mundo deben aceptarse como son.
Agente ████████: Por favor, hermano, responda a mi pregunta.
Hermano Ignacio: Por lo que me han contado, empezó hace décadas, cuando el hermano Martín, que el señor lo acoja en su gloria, se golpeó en un dedo con un martillo mientras fabricaba una cama. No sintió dolor ni entumecimiento, y continuó su trabajo. Esa noche dio gracias al señor por ello.
Agente ████████: De modo que esa fue la primera vez que ocurrió algo así.
Hermano Ignacio: Sí señor. Con el tiempo nos fuimos dando cuenta de que el señor nos protegía de lesiones y contratiempos mientras realizábamos nuestras labores de enaltecimiento a su grandeza. Con la condición de que, al mismo tiempo, no rompiéramos nuestro silencio.
Agente ████████: ¿Cómo llegaron a esa conclusión?
Hermano Ignacio: Según me contó el prior, ocurrió cuando el hermano Adelmo, que llevaba setenta y cuatro kilos de soga sobre la espalda, rompió su silencio para gritar que le abrieran la puerta. Fue en ese momento cuando el peso de su carga dejó de ser liviano, y le lesionó la columna.
Agente ████████: ¿Por qué guardaba silencio mientras trabajaba?
Hermano Ignacio: Es una vieja costumbre en el monasterio, desde hace siglos. Nadie habla durante el trabajo hasta que está terminado. Mientras tanto, uno debe concentrarse en la tarea y en el servicio que está haciendo en nombre del rey de reyes.
Agente ████████: Ya veo. Bien, he acabado con usted por hoy.
Hermano Ignacio: Que el señor le guarde muchos años, agente.

<Final de la Entrevista>

Registro de Entrevista XXX-2:

Entrevistado/a: Hermano Alfredo ████████ █████

Entrevistador/a: Dr. █████

Introducción:

<Comienzo de la Entrevista>

Dr. █████: Saludos, hermano ████████.
Hermano Alfredo: Que el señor le bendiga, doctor.
Dr. █████: ¿Quiere un poco de agua antes de empezar?
Hermano Alfredo: No, gracias. Estoy bien.
Dr. █████: De acuerdo. Por curiosidad, ¿qué sienten ustedes cuando se queman, levantan demasiado peso o pasan demasiado tiempo al sol o bajo la lluvia?
Hermano Alfredo: Diría que lo mismo que usted, doctor. Todos somos hijos del creador, capaces de percibir el dolor y la adversidad para poder apreciar mejor las caricias y la tranquilidad.
Dr. █████: Me refiero a cuando están trabajando y en silencio. He visto a albañiles y zapadores aguantar mucho menos que usted y su gente. ¿Son una especie de superhéroes inmortales o algo así?
Hermano Alfredo: Noto cierto sarcasmo en su tono, pero mantendré la templanza. No notamos dolor ni fatiga al trabajar, y al levantar gran cantidad de peso sentimos que es más ligero que el aire. Es el altísimo quien nos da la fuerza y resistencia necesarias para ello, pues no hay para él nada imposible.
Dr. █████: Bien. ¿Por casualidad sabría decir si ocurriría algo malo si realizamos ciertas pruebas con propósitos científicos?
Hermano Alfredo: ¿Qué clase de pruebas, doctor?
Dr. █████: Básicamente comprobar bajo qué clase de condiciones se activa esta anomalía, y sus límites.
Hermano Alfredo: Doctor, he de advertirle que, según las sagradas escrituras, al todopoderoso no le gusta ser puesto a prueba ni utilizado.
Dr. █████: Sí, ya me conozco eso. Lo que quiero saber es si alguno de ustedes tendría inconveniente en dejar que nuestro equipo haga su trabajo en este lugar.

<Final de la Entrevista>

Conclusión:

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License