Hub del Movimiento Clipeus

"El mundo del hombre, sino el mero concepto de la vida, está destinado a perecer, tal vez no hoy, ni mañana, tal vez ninguno de nosotros siga vivo cuando pase, pero cuando llegue ese día, las creaciones del Movimiento Clipeus podrán despertar, y serán capaces de vencer incluso el destino. Y cuando por fin los miembros de Clipeus logren someter las fuerzas de la muerte, ayudarán a que la vida florezca una vez más, y cuando no se les necesite, los Clipeus regresarán a las sombras, juntando sus fuerzas para volver a detener este ineludible ciclo de destrucción".

Misión.

Múltiples culturas alrededor del mundo han sido testigos de grandes catástrofes, que las pusieron en peligro o erradicaron; esto, sumado a las predicciones de futuros ominosos a los que se enfrentará la humanidad, llevó a la necesidad de crear algún método de proteger no sólo a la raza humana, sino a la vida en la Tierra. Ese método es ahora conocido como el Movimiento Clipeus.

Visión.

Crear instrumentos que sean útiles para la supervivencia de la vida en la Tierra, a la vez de buscar métodos más éticos y seguros para la prueba y realización de los proyectos realizados bajo nuestro nombre.

Historia.

Los orígenes del Movimiento Clipeus se remontan desde finales del siglo XVIII. Cada gobierno respetable y con los suficientes recursos creó su propia organización secreta, con diversos fines: espionaje, protección, temas financieros, guerra, entre otros. Desde las sombras, éstas organizaciones decidían cuáles investigaciones científicas verían la luz y con cuáles se quedaban, e incluso, las próximas guerras. Generalmente, las organizaciones secretas estaban formadas por empresarios con gran influencia en sus gobiernos, políticos, militares, científicos y/o personas que fueran relevantes en su nación y tuvieran gran poder de convencimiento en las masas. En algunos casos, incluso el presidente o gobernante de la nación que hospedaba a la organización era miembro. Aunque sólo era un rumor, se decía las organizaciones secretas se reunían de vez en cuando, pero esto no significaba que fueran aliadas.

La revolución industrial impulsó en gran medida la tecnología de la época, y dentro del mundo de las organizaciones ocultas, aumentó proporcionalmente la tensión, y un tema común entre todas ellas, era la guerra. No fue hasta el año de 1832 que, la exploradora, y nuestra fundadora, Adriana Scaro, convocó una reunión a todos los representantes de éstos grupos. La respuesta esperada era un no, ya que esta reunión, creada por una desconocida que ni siquiera formaba parte de alguna de las agencias secretas, podría ser una trampa, y si uno de los representantes fuera dañado, podrían haber repercusiones a nivel global.

¿Qué fue lo que los convenció? la invitación mencionaba que la reunión se realizaría en un crucero que zarparía en las costas de Sardegna. Una nave que, según la organización secreta de Italia, no tenían conocimiento, y según sus similares de Escocia, no iban a anunciar tal vehículo hasta el año de 1835. Al ser víctimas del nerviosismo, las otras agencias se dieron cuenta de tal discrepancia, y, en conjunto, decidieron asistir, con la inquietud de averiguar quién fue el que filtró la información, y qué podrían llevar a sus naciones.

Una vez en la reunión, los representantes no pudieron ocultar su sorpresa: el crucero era una máquina enorme, que jamás se hubieran podido imaginar, y que su apariencia difería bastante de los planos originales para el crucero que zarparía desde Strommes en 1837. Era casi como si proviniera del futuro. Dentro del barco, las sorpresas no dejaron de suceder, ya que toda la nave era operada por autómatas mecánicos, sin la necesidad de utilizar personal humano.

Éstos autómatas llevaron a sus invitados a un auditorio enorme, donde Adriana Scaro los esperaba. Ahí, ella se presentó como una ingeniera y exploradora, y brindó un discurso, con la intención de unir a todos los presentes. Después de varias horas de discusión, los representantes aceptaron la propuesta. Tal vez por la propuesta de nuevas tecnologías avanzadas a todo lo que se conocía en el tiempo, o por la apariencia de Scaro, pero ese día se logró crear una nueva organización encargada de proteger desde las sombras a la humanidad: El Movimiento Clipeus.

¿El secreto de los avances tecnológicos creados por Adriana Scaro? Aunque ella no ha querido revelar toda la información acerca de ello, Clipeus afirma que todo se debe, en su mayor parte, a un líquido especial que puede potenciar toda clase de objetos con los que entran en contacto, desde maquinarias y seres vivos, hasta capacidades psíquicas. Este líquido con apariencia similar al mercurio, ha sido bautizada como Soma, en honor a la leyenda de la bebida de los dioses de la mitología hindú. La ubicación de la fuente principal de Soma, así como el método de sintetizarlo y obtención, ha sido un secreto que sólo conoce el Gran Director.

¿Cuál fue la primera propuesta? Artefactos de guerra. Durante más de 100 años, el Movimiento Clipeus se dedicó a crear armas, con el propósito de juntar fuerzas equiparables a un ejército, para estar preparados en caso de una catástrofe. Éstas primeras armas se basaban en el uso de maquinarias, armas de fuego, o incluso cyborgs, todos infundidos con Soma. Sin embargo, éste único enfoque mostró ser incorrecto, ya que los métodos para probar dichas armas involucraban prestar nuestros servicios como si se tratase de trabajo mercenario, o involucrarse directamente en las guerras que sucedieron fuera de nuestra influencia.

No fue hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, que los directivos se dieron cuenta de tal error, y se decidió adoptar nuevas propuestas de proyectos, no sólo armas, sino inventos que puedan ayudar a la vida en la Tierra, ya que las cicatrices dejadas por la radiación atómica en el planeta amenazaban a todo ser vivo que se acercaran a esos lugares.

En 1949, se crearon 3 departamentos, con el propósito de repartir el trabajo de forma adecuada y expandir los límites de los proyectos a producir: el Departamento de Trabajos Metalúrgicos (DTM), el Departamento de Estudios Biológicos Avanzados (DEBA), y el Departamento de Investigaciones Especiales (DIE).

Aunque hoy en día se siguen fabricando armas, los métodos de pruebas se han limitado a entornos controlados dentro de nuestras instalaciones, reduciendo los daños colaterales al mínimo. Desde 1952, se busca ayudar de manera directa a la humanidad, y a la vez generar algo de dinero, con la creación del Equipo De Apoyo (EDA).

Los directivos del Movimiento Clipeus están conscientes de la existencia de otros grupos que se podrían considerar "fuera de la norma", aunque, por el momento, no están interesados en colaborar activamente con ellos, ya que, aunque algunos comparten el propósito de proteger a la humanidad y/o los seres vivos de la Tierra (como la Fundación SCP o Soluciones Wilson para la Fauna Silvestre), nuestros métodos difieren en demasía; y en algunos casos, sus propósitos son completamente opuestos (como los cultos Sarkicos). Esto no significa que se trate de ocultar el hecho de que en el pasado hemos recurrido a la ayuda de alguna de éstas organizaciones, y no se niega que lo volveríamos hacer en en el futuro.

Sin embargo, hay algo que debemos dejar muy en claro: no importa de quién se trate, si una organización o individuo amenaza en interponerse en el camino del Movimiento Clipeus, se tomarán las medidas necesarias para poder seguir avanzando sin inconvenientes.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License